La clínica de la Enfermedad de Parkinson  produce cambios en la función normal del organismo. Estos cambios afectarán a todo el cuerpo, repercutiendo en las actividades de la vida diaria, la productividad y el ocio.

 

Actividades básicas de la vida diaria, son las actividades que se realizan de manera rutinaria a lo largo del día, entre ellas se incluyen: higiene personal,  higiene oral, baño/ducha, higiene wc, cuidado de los objetos/dispositivos personales, vestido, alimentación, medicación, mantenimiento de la salud, socialización, comunicación funcional, movilidad funcional, movilidad en la comunidad, respuestas a situaciones urgentes.

 

Dentro de la productividad hay dos subgrupos:

  • Las actividades laborales, considerando el empleo y la escuela
  • Las actividades instrumentales de la vida diaria que son aquellas actividades que se realizan de forma rutinaria a lo largo del día, que no son remuneradas y que tienen más factores de ejecución, es decir, que precisan más destreza a la hora de ejecutarlas. Se  consideran actividades instrumentales de la vida diaria:
    • Manejo del hogar
    • Cuidado de otras personas
    • Actividades vocacionales relacionadas con el trabajo.

 

Desde los Talleres Ocupacionales se intentará mejorar y/o mantener los componentes de ejecución que intervienen en las diferentes áreas. Coordinación motora fina y gruesa, la fuerza, la movilidad articular, la atención, memoria, concentración y resolución de problemas.

 

Los síntomas motores más importantes que se ven afectados son el temblor, rigidez o dificultad de movimiento, Bradicinesia, inestabilidad, postura de flexión, micrografía, amimia, marcha festinante entre otros.

Todos estos síntomas provocan una serie de cambios a nivel musculoesquelético como son:

  • Pérdida de movilidad.
  • Tendencia a la flexión y cambios posturales.
  • Extensión y rigidez en las muñecas
  • Flexión de las articulaciones de la mano.
  • Extensión de las falanges.

 

Todas las alteraciones repercuten directamente en las habilidades funcionales provocando dificultad para:

  • Realizar actividades con las dos manos.
  • Realizar movimientos repetitivos.
  • En la comunicación escrita a mano.
  • Actividades que precisen coordinación motora gruesa, fina y destreza.
  • En las presiones y agarres.

 

Por eso el objetivo de los Talleres Ocupacionales es el de apoyar y ayudar a mantener el nivel habitual de actividades así como el de mantener al máximo la independencia en la realización de las mismas interviniendo en base a las capacidades de cada persona.

 

Objetivos específicos:

  • Mejorar y/ o mantener las capacidades físicas y la habilidad manual.
  • Reeducar, mejorar la destreza manual, mediante utilización de técnicas que exijan por parte del enfermo coordinación bimanual, coordinación motora fina y la lateralidad
  • Mejorar la fuerza, el control motor y la alineación postural (ejercicios con plastilina )
  • Mejorar la praxia, la integración bilateral, la coordinación motora fina y la lateralidad ( papiroflexia)
  • Desarrollar las capacidades de expresión y creación artística proporcionando al enfermo una amplia variedad de técnicas

 

En cuanto al plan de intervención, lo primero es recoger y organizar la información sobre el grupo de trabajo, para establecer las necesidades del mismo, tanto a nivel individual como a nivel colectivo con el fin de determinar sobre cual es el nivel de afectación que se debe incidir más, orientando las técnicas necesarias para ello.

 

Existen diferentes ejercicios para trabajar las distintas alteraciones para:

  • Mantener la coordinación gruesa en extremidades superiores
  • La coordinación fina, destreza, presión y agarre
  • La coordinación de ambas manos
  • Para la escritura a mano
  • La programación de actividades para solucionar o mejorar los problemas a la hora de realizar las actividades, por hacerlo con más lentitud y dificultad. Intervienen más tiempo en cada actividad y planificar los tiempos que necesita para realizar las actividades es importante.

 

Las sesiones están estructuradas y organizadas en las siguientes fases:

 

FASE 1 FASE 2 FASE 3 FASE 4
Ejercicios de Coordinación Motora Gruesa y Fina. Ejercicios Destreza, presión y agarre, terminando con ejercicios de coordinación de ambas manos. Desarrollo de actividades propuestas según los objetivos planteados. Despedida y cierre de sesión.