Debido a las características de la Enfermedad de Parkinson, la Musicoterapia es una modalidad única en el tratamiento, pues utiliza técnicas neurológicas y psicológicas especializadas.

Utiliza la música para ayudar al movimiento y facilitar el ejercicio físico usando patrones rítmicos para estimular el movimiento, como la reeducación de la marcha, ejercicios de balanceo y lanzamiento, coordinación del movimiento, etc. Todo ello de una manera lúdica y agradable.

Utiliza el movimiento a través de la música. Se usan instrumentos, que tocan las personas asistentes a la terapia para ejercer funciones físicas como mover los dedos, las manos, los brazos, etc. El musicoterapeuta da el instrumento apropiado a cada persona y le dice como utilizarlo, para así poder entrenar la motricidad gruesa y la motricidad fina de una forma terapéutica y significativa, reforzando los aspectos que refuerzan el movimiento como son: Resistencias, fuerza, extensión, coordinación, etc., para aplicarla después a las actividades cotidianas. Mientras tocan instrumentos se desarrolla un feedback auditivo que inmediatamente se sienten felices, se trabaja la memoria motora, han de estar atentos a la forma de tocar y controlar el movimiento, en este caso mantener la pulsación (para que no aceleren) entre otras cosas.

La voz.

Se trabaja tanto con el canto, este es básico para obtener una buena respiración, fonación, articulación; mediante la canción se ejercita la voz para que puedan mantenerla al máximo.

Utilizando distintas técnicas de Musicoterapia también se trabaja la expresión facial y corporal representando las canciones, bailando, etc.

 

A través de lo anterior se trabajan y potencian las funciones cognitivas: atención, memoria, las funciones ejecutivas: coordinación; así como la creatividad, mediante la improvisación musical, ritmos, letras, etc.

Lo más importante a través de lo expuesto previamente, es que en todo momento se trabaja la parte emocional; donde se exponen, mediante dibujos, poesía, improvisación (inspiradas en la audición) las frustraciones, malestar, pesimismo, etc. La Musicoterapia es de gran ayuda en estos casos ya que con la música modificas rápidamente la conducta frente a la adversidad y ayuda a experimentar placer y normalidad, potenciando calidad de vida, aumentando la autoestima y la motivación para mantenerse activo, así como a través de este arte se fomenta la comunicación, espontaneidad, creatividad, etc.

Para llevar a cabo la terapia se utilizan una serie de materiales e instrumentos tanto de percusión (cascabeles, triángulos, cajas chinas, platillos, maracas, xilófono, palo de lluvia, piano/teclado) como de propia construcción (maracas, palos de lluvia).

También se usan bolígrafos de colores, ordenador, pizarra, fotografías de revista y periódicos.

En cuanto al plan de intervención, lo primero es recoger y organizar la información sobre el grupo de trabajo, para establecer las necesidades del mismo, tanto a nivel individual como a nivel colectivo con el fin de determinar sobre cual de las tres áreas de afectación (Físicomotriz/ cognitiva y afectivo-social) se debe incidir más, orientando las técnicas necesarias para ello.

La entrevista individual es muy importante para determinar y conocer más profundamente la estructura del grupo. En esta entrevista previa, mediante una ficha de historia musical, el usuario expresa aquello que lo que luego se puede potenciar para un mejor funcionamiento individual y colectivo.

 

Una vez conocidas las necesidades, comienza el desarrollo de la intervención, llevando acabo las técnicas apropiadas y actividades para su aplicación.

 

La finalidad de esta intervención es trabajar sobre las tres áreas importantes que se ven afectadas en el desarrollo de esta enfermedad para paliar y retardar sus efectos, así como conseguir una reeducación en aspectos relacionados con:

  • Área físico motriz: bradicinesia, discinesia, hipocinesia, rigidez y temblor.
  • Área cognitiva: memoria, creatividad y concentración.
  • Área afectivo/social y expresión: expresión/comunicación, dificultad de la voz, socialización y estados de ánimo.

Se utilizan diferentes técnicas entre las que están:

  • Improvisación vocal y el trabajo con la voz
  • La relajación y respiración
  • Fonación y emisión
  • Amplificación del sonido
  • Trabajo con canciones
  • Trabajo corporal y psicomotricidad
  • Imaginación guiada y música
  • Audición activa

 

 

Las sesiones están estructuradas y organizadas en las siguientes fases:

 

FASE 1 FASE 2 FASE 3 FASE 4
Presentación ( con o sin canción de bienvenida) Motivación para la sesión. Preparación para a misma (aquí tendría lugar actividades de relajación, según los objetivos propuestos para la sesión correspondiente. Desarrollo de actividades propuestas según los objetivos planteados. Despedida y cierre de sesión. (Puede ser con análisis, verbalización o canción de despedida, según los objetivos planteados, las actividades realizadas y la evolución de la sesión).