El Parkinson es una enfermedad que afecta al sistema nervioso, concretamente al área encargada de coordinar el tono muscular y los movimientos.

El tratamiento del Parkinson permite la aplicación de métodos, procedimientos y actuaciones fisioterápicas de reeducación o recuperación funcional dirigidas al mantenimiento y promoción de la salud. Se han realizado diferentes estudios sobre tratamientos de fisioterapia adecuados para el Parkinson, uno de ellos se recoge en un artículo llamado ‘Eficacia de un programa intensivo y continuado de fisioterapia para la mejoría clínica en pacientes con enfermedad de Parkinson’. Estos estudios han demostrado que a través de sesiones con ejercicios se puede aumentar la capacidad de nuestros pacientes, mejorando aspectos como su bradicinesia y su hipocinesia. Gracias al tratamiento fisioterápico, algunos estudios han demostrado que los pacientes que sufren Parkinson pueden mejorar en sus funciones diarias y en habilidades para dormir o caminar. Los estudios concluyen que mientras que el masaje da lugar a mejoras medibles en el estado de los pacientes, son ellos mismos quienes afirman que sienten una diferencia tangible en su vida cotidiana ganando, incluso, confianza en sí mismos.

 

Dentro de la labor que lleva acabo la persona encargada de esta terapia, también es la encargada de llevar adelante la terapia de Rehabilitación Virtual.